martes, 16 de octubre de 2018

Los funambulistas BORDINI y el gran Renato y su familia visitaron Sanlúcar la Mayor


Los Funambulistas Los BORDINI y el gran Renato y su familia visitaron Sanlúcar la Mayor.
En los años 60 era casi frecuente que llegaran algún circo ambulante para ofrecernos su espectáculo, recuerdo una tarde que actuó la mujer Sansona en la plaza del pueblo,arrastrando un enorme tractor, también recuerdo a los equilibrista de la familia Renato, espectacular sus equilibrios, recorría un cable colgado desde lo alto de la torre de la iglesia a la tienda de camisón,embutido en unas mallas blancas, 
 El gran Renato y su familia visitan Sanlúcar la Mayor para ofrecernos una gran  exhibición de su equilibrio sobre la cuerda, desde el campanario de la torre de Santa María hasta el edificio de la tienda de camisón en la plaza del cristo de la humildad, Renato un equilibrista que se cruzaba la plaza del ayuntamiento de mi pueblo a 10 metros de altura circulando por un cable de un dedo de grosor montado encima de un ciclomotor. Renato hacía como que se caía para darle emoción al número funambulista, mientras todos lo mirábamos desde abajo. "¡Se va a matar! ¡Se va a matar!", decían los viejos. Pero el buen hombre lograba su propósito, se bajaba y pasaba la gorra. Diez años después su hijo nos dedicó un espectáculo como la de sus padres en el mismo lugar, no tenemos fotografías de aquellos momentos, pero sirvan estas para recordar aquellos momentos del espectáculo de la familia Renato.
Debía ser a principios de los años setentas cuando llegó a nuestro pueblo un acontecimiento único, “el mayor del mundo” según rezaban sus carteles publicitarios:Los funambulistas Los BORDINI.
Desafiaban la ley de la gravedad realizando arriesgadas piruetas por un cable instalado desde la torre de la Iglesia hasta el edificio de la tienda de camisón y, sin ninguna protección, recorriendo esa distancia andando y también en moto sin cubiertas.El espectáculo fue gratuito, pero la costumbre era que el público colaborase con la voluntad, para reconocer aventura tan osada, como la de un cuerpo humano deslizándose por el cielo sobre un cable de 15 milímetros de grosor sin ninguna red de seguridad, o dar varias vueltas en el aire con su moto.











Las fotografías expuestas no son del lugar al que nos referimos
están solo para acompañar los textos.

No conservamos fotografías de aquellos acontecimientos,pero fue similar a lo que en estos años la familia Renato y Los Bordinis visitarán los pueblos de España exhibiendo su gran destreza en sus espectáculos circense. Sanlúcar la Mayor fue escenario de este arriesgado número inolvidable que todavía perdura en la memoria de sus jentes.

Gracias por visitar nuestros Blogs

No hay comentarios:

Publicar un comentario